Tracción integral: ímpetu permanente en todas las ruedas.

Mejora sensible de la estabilidad de marcha y la tracción sobre carreteras de diferentes tipos. La nueva Clase S Coupé dispone de serie de 4MATIC, uno de los sistemas de tracción integral permanente más potentes del mercado. Este sistema está siempre en orden de servicio y, por lo tanto, es superior a los sistemas que no activan la tracción integral hasta que aprecian que la tracción es insuficiente.

Este equipo, un desarrollo propio de Mercedes-Benz, no precisa bloqueos de diferencial, pues los sistemas electrónicos de mando distribuyen la fuerza motriz entre las cuatro ruedas.

Para ello, el sistema de control de la estabilidad ESP® interactúa de forma ideal con el sistema electrónico de tracción 4ETS. Impulsos automáticos de frenado mejoran el arranque sobre firmes resbaladizos y aumentan la estabilidad en maniobras difíciles de conducción.



La tracción integral 4MATIC compensa influencias externas debidas al subsuelo o el pavimento de la calzada, pues el momento de impulsión se distribuye siempre en una relación constante de 45 : 55 entre el eje delantero y el eje trasero.

Poco peso: gracias a su construcción compacta, a la acertada selección de los materiales y a su elevado rendimiento, apenas supone un peso adicional en comparación con los modelos con tracción trasera.

Modelo AMG: La tracción integral del nuevo S 63 AMG 4MATIC Coupé ha sido desarrollada por Mercedes-AMG con objeto de mejorar las prestaciones, y ofrece una combinación singular de máxima tracción, el comportamiento dinámico típico de AMG y máximo confort de conducción. La distribución del par motor con prioridad al eje trasero de 33 : 67 y un ligero bloqueo básico contrarrestan la tendencia subviradora inicial característica de otros sistemas de tracción a las cuatro ruedas. El resultado es un aumento de la seguridad de conducción y de la adherencia al piso en calzadas húmedas o nevadas, unido a una mejora del dinamismo longitudinal como base de una aceleración más ágil.

    [1] Los valores de consumo y emisiones de CO2 indicados han sido determinados según el método de medición prescrito (Reglamento [CE] 715/2007 en su versión actual). Los datos no hacen referencia a un vehículo en particular y no forman parte integrante de la oferta, sino que sirven sólo para establecer comparaciones entre diferentes modelos.

    Recomendar página

    Fascinación

    Todos los hechos

    Asesoramiento y compra