Tracción integral: máximo rendimiento.

Distribuye la fuerza ahí donde es necesaria.

Cuatro por cuatro: la Clase A asegura ahora también una puesta en marcha y una aceleración seguras sobre calzadas en mal estado, o en condiciones atmosféricas desfavorables. La tracción integral 4MATIC ofrece un plus de seguridad y confort en un total de cinco modelos. Junto a los conocidos A 250 4MATIC, A 250 Sport 4MATIC y el potente A 45 AMG 4MATIC, ahora se ofrecen también las versiones diésel A 200 CDI 4MATIC y A 220 CDI 4MATIC.

El momento de impulsión puede distribuirse entre el eje delantero y el trasero mediante un embrague de discos múltiples integrado en el diferencial del eje trasero, de forma completamente variable en función de la situación: desde una relación 100 : 0 hasta 50 : 50.

En cooperación con el sistema de control de la estabilidad 4ETS, esto asegura la mejor tracción posible, incluso sobre carreteras húmedas o nevadas, una mayor estabilidad en ruta y mayor dinamismo sobre distintos tipos de firmes.

el sistema electrónico de tracción 4ETS permite prescindir de bloqueos de diferencial convencionales, pues emite impulsos automáticos de frenado que facilitan la puesta en marcha sobre calzadas resbaladizas, mejorando la estabilidad en situaciones difíciles.

La propulsión del A 45 AMG 4MATIC ha sido desarrollada por Mercedes-AMG con objeto de mejorar las prestaciones, y ofrece una combinación singular de máxima tracción, así como el comportamiento de marcha dinámico típico de AMG.

    [1] Los valores de consumo y emisiones de CO2 indicados han sido determinados según el método de medición prescrito (Reglamento [CE] 715/2007 en su versión actual). Los datos no hacen referencia a un vehículo en particular y no forman parte integrante de la oferta, sino que sirven solamente para establecer comparaciones entre diferentes modelos.

    Recomendar página

    Todos los hechos

    Asesoramiento y compra

    Fascinación